En los últimos años se ha popularizado el consumo de ciertos alimentos, los cuales de forma repentina se han convertido en la solución de muchos problemas de salud, incluso se han considerado como productos de moda. Pero hay otros alimentos cuyo origen y uso son bastante antiguos e implican un elevado número de beneficios para el organismo y su bienestar, como las semillas de linaza.

Estas también se conocen como semillas de lino, se caracterizan por ser pequeñas, y de color marrón o dorado, provienen de una planta herbácea que es familia de las lináceas. Su uso se remonta a hace más de 2000 años, pues en la civilización griega se empleaba para tratar problemas de tipo digestivo. Pero tiene muchos otros beneficios como:

  • Es fuente de vitaminas E y B, las cuales son muy importantes para el organismo, pues representan antioxidantes que favorece la salud de los ojos y el cabello. También benefician el sistema nervioso, las células sanguíneas y el funcionamiento del cerebro. Como si fuera poco, proporciona hierro, magnesio y potasio.
  • Es rica en fibra soluble, así que ayuda al tránsito intestinal y contribuye al sistema digestivo. Esto también ayuda a tener una sensación de saciedad con una larga duración, factor que influye positivamente en la pérdida de peso.
  • Es ideal para combatir el ojo seco, algunas personas ven afectada su salud visual porque no pueden producir humedad o lágrimas, esto se deriva en sequedad, irritación y enrojecimiento. Para quienes usan lentes de contacto resulta una situación peor, pero las semillas de linaza son una solución excelente, económica y simple.
  • Alivia los problemas de la piel, para quienes sufren de piel seca, psoriasis y eccema es extraordinaria, pues sus aceites hidratan la piel y reducen los síntomas, incluso puede desaparecerlos por completo, también evita las uñas quebradizas.
  • Combate el cansancio y los mareos.
  • Disminuyen los niveles de colesterol malo y se relaciona con la reducción de los rangos de triglicéridos.
  • Reduce los niveles de azúcar en la sangre, diversos estudios han comprobado que el aceite de linaza es muy eficaz para evitar el aumento en pacientes con diabetes.
  • Comprime la necesidad de consumir azúcar refinado, el cual es el mayor responsable del aumento de peso, la obesidad y la diabetes.
  • Las semillas de linaza son ricas en ácidos grasos omega 3, así que es un alimento vital para quienes tienen dietas vegetarianas y veganas.